1 jun. 2008

LA VILLA. 1888

“Sobre un alto o pequeña elevación, en terreno cortado por valles y algunos barrancos, se halla edificado este pueblo. Aunque bastante accidentado, tiene algo de alegre y risueño su horizonte; disfruta de cielo despejado, empañado tan solo por las nubes del verano y las escasas nieblas del invierno...

Su clima es benigno y delicioso en primavera y el otoño, padeciéndose algunas pulmonías y varias fiebres catarrales originadas por los intensos fríos del invierno…
Posee dos fuentes de ricas aguas potables, una dentro del pueblo, llamada Bomba, y otra sin nombre propio, en el camino de la Charca Juana. De la primera es de la que se surte el vecindario para su uso ordinario…

En el último censo figura este pueblo con 150 vecinos y 635 almas. Tienen edificadas hoy 168 casas, entre la cuales se distinguen la del Conde de Torre Pilares, la de D. Javier de Quinto, y la de D. Joaquín de la Torre. Hállanse agrupados estos edificios en las calles tituladas Astial, de la Iglesia, Barrionuevo, de la Fuente, del Cuartel, de la Lechuga, de Rusia, de Alcobendas, de las Norias, de la Taberna, del Quinto, de Madrid, de Burgos y Alta, con la plaza denominada de la Constitución. Tiene además fuera del radio del pueblo la casa palacio, rodeada de monte, conocida con el nombre de La Moraleja”

Antonio Marín (1888)


Extraído del libro: “Historia del distrito de Hortaleza”de Fco. Javier Pastor Muñoz



Ver mapa más grande