31 ago. 2008

LISTER




Grupo de soldados y campesinos. Hortaleza./Marí (Archivo Rojo-Ministerio de Cultura)

Hace algún tiempo encontré en Internet una referencia a nuestro distrito en un texto sobre la guerra civil. Era un extracto de un libro titulado: “Una larga caminata. Memorias de un viejo comunista” (LA INSIGNIA), el párrafo en cuestión trata sobre la estancia de tropas de la 11Aª división del ejército de la II República en Hortaleza y dice así:
“Donde sí, en cambio, ayudamos de veras a la recolección fue en Hortaleza, un pueblo de Madrid donde acampamos mientras nos preparábamos para la próxima operación. El caso es que faltaba mano de obra, los mozos estaban en la guerra, como nosotros, pero lejos de allí, y la República necesitaba pan. Nuestros soldados dejaron por unos días sus fusiles y empuñaron las hoces: también lo hicieron Líster y Santiago, con todos sus galones. Así se ganaban el nombre y la fama de Ejército Popular.”



Lister y Santiago Alvarez, examinando la labor de sus soldados.Hortaleza./ Marí. (Archivo Rojo-Ministerio de Cultura)




Ya conocíamos el acuartelamiento de las tropas de Lister en Hortaleza, lo novedoso es que ahora contamos con imágenes que ilustran exactamente los hechos a los que se refiere el texto, además de una galería de retratos de oficiales de la división, tomados por el mismo fotógrafo. Si queréis verlas las encontrareis en el fondo fotográfico de la Junta Delegada de Defensa de Madrid, denominado también “Archivo Rojo”, en el Portal de Archivos Españoles (PARES) (buscar fotógrafo Mará). Toda una sorpresa y un verdadero viaje en el tiempo.
Quiero aprovechar que nos referimos a esta época y a este lugar, para contaros un hecho de guerra que me relataron testigos presenciales. Fue en la “Huerta de la Salud” donde se dio uno de esos capítulos de heroísmo anónimo que solo se ven en las guerras. Las tropas de Franco ya habían entrado en el pueblo, pero desde una de las altas torres de la finca de labor se abría fuego de ametralladora, impidiendo dar por concluida la toma de la plaza. El responsable era un único soldado de la República, que negándose a rendirse, se hizo fuerte en el nido de ametralladoras que se había ubicado en lo alto del granero de la finca. Bien surtido de munición el valiente soldado mantuvo a raya, durante varios días, al enemigo. Hasta que por fin lograron acercarse, para subir y darle muerte.

 [20-10-2010
He encontrado una carta remitida, al General Líster, por la colectividad de trabajadores de la tierra de Hortaleza (U.G.T.) , que dirigía en aquella época mi bisabuelo Manuel Marín, el que fue mayoral de “la Huerta de la Salud” con la familia Tobar. Creo que es de interés y complementa la información de este articulo. Dice así:

Al camarada comandante Líster: Salud.
Viendo la buena voluntad con que los soldados de tu División se nos ofrecen para ayudarnos a recoger la cosecha que está seca, durante los días que ellos están en la retaguardia, te dirigimos la presente para decirte que, por lo de hoy, vengan solamente treinta o treinta y cinco camaradas que sean hábiles, pues si necesitamos más ya os avisaremos, ya que vemos con tanta alegría que todos los soldados de tu División quieren ayudarnos. Probablemente te pediremos también algunos para hacinar las mieses.
Te saludamos a ti y a todos tus soldados, quedando tuyos y de la causa.

Salud y República. Por la Colectividad de Campesinos de Hortaleza.
10 de Junio de 1937.

SELLO: “La Animosa”, Sociedad de Obreros Agricultores de la Tierra de Hortaleza. Madrid]