29 sept. 2008

LA CHATA

Isabel de Borbón y Borbón (1851-1931),Princesa de Asturias. (12-X-1894, San Ildefonso -Madrid).
Fotógrafo: Fernando Debás. ARCHIVO DE LA NOBLEZA.

Corría el año de 1850 cuando, no sabemos como pero seguro que con gran estruendo, se vino abajo la vieja iglesia de Hortaleza, dejando a los vecinos con la boca abierta y sin un lugar adecuado para celebrar los ritos católicos.
Para la construcción de un nuevo templo tuvieron que pasar veintitantos años de dimes y diretes. Tres arquitectos intervinieron en el proyecto, pero al final se llevo el gato al agua el joven Enrique María Repullés y Vargas que con el tiempo se convertiría en un afamado arquitecto.




Don Enrique solucionó con imaginación y maestría el problema que se le presentaba y proyectó una iglesia amplia y de poco presupuesto, reproduciendo por primera vez, en una construcción religiosa, el estilo que luego se llamó neo-mudéjar.
Como podéis suponer la tardanza en la construcción del nuevo templo se debió sobre todo a la falta de fondos, pero al final la Junta que se constituyó para la reedificación de la iglesia consiguió inaugurar su flamante y “modernísimo” edificio.
Contó para ello con una gran ayuda que despejó el camino de obstáculos burocráticos, y puso a todo el mundo “a favor de obra”. Nos referimos a la mismísima Princesa de Asturias, apodada por el pueblo “La Chata”.
Aquí os transcribimos un anuncio que apareció en “La Ilustración Española y Americana” para recaudar fondos.
SUSCRIPCIÓN PUBLICA
PARA LA EDIFICACIÓN DE LA IGLESIA DE HORTALEZA

La Junta local constituida para la reedificación de la iglesia parroquial de la villa de Hortaleza, la cual ha carecido de templo católico por espacio de veintidós años, se dirige por nuestra mediación a las personas verdaderamente cristianas, en especial a las señoras, para que contribuyan con su óbolo, por modesto que sea, a aumentar la cantidad destinada a sufragar los gastos de las obras necesarias, a fin de que se celebren en dicha iglesia lo mas pronto posible los oficios divinos.


S.A.R. la Serma. Sra. Princesa de Asturias, que concedió hace pocos días una audiencia al arquitecto señor Repulles y Vargas, autor del proyecto de reedificación y director de las obras, se ha dignado declararse Protectora de las mismas.

Los donativos se reciben en el establecimiento de la joyería del Sr. D. Celestino Ansorena, joyero de SS. MM y AA., Madrid (Carrera de San Jerónimo, 2).


Curioso ¿verdad?. ¡Ah! Se me olvidaba que D. Celestino Ansorena recogía los donativos, porque él mismo tenía casa en Hortaleza, muy cerca de la Iglesia de San Matías, (según me contó no hace mucho tiempo un buen amigo).