17 sept. 2019

CÓMO PROGRESA EL PUEBLO DE HORTALEZA



    Hace 84 años, el día 21 de septiembre de 1935, se inauguró la primera línea de autobuses que conectaba  Hortaleza con Madrid. Salían  desde la plaza de Alonso Martínez cada hora y desde El Paseo en Hortaleza treinta minutos más tarde. Así iniciaba la Empresa Mixta de Transportes Urbanos el proyecto de comunicar Madrid con todos los pueblos limítrofes, tras muchos años de demandas de los vecinos y el trabajo perseverante de diferentes comisiones de los ayuntamientos implicados. La guerra civil paralizó este plan como algunos de vital importancia para el progreso de la población: como la edificación de otros dos centros escolares, aprobados en el Consejo de Ministros, o la carretera Hortaleza-Barajas, con las obras ya comenzadas.
Además el Ayuntamiento republicano había conseguido, en su primer año, cerrar el ejercicio con superávit que aunque no muy abultado fue suficiente para acometer obras necesarias para el pueblo. Se instalaron nuevas fuentes de agua potable, que aportaban su sobrante al abrevadero de ganado y se construyó un moderno lavadero municipal cómodo y protegido de las inclemencias del tiempo. En proyecto y presupuestado estaba el arreglo de todas las calles y la adquisición de un terreno para un nuevo cementerio. Se incrementó el gasto en educación con la construcción de una escuela y el acondicionamiento del edificio de "La Humanitaria" para dar clases. Se dieron regalos a los niños y se organizaron salidas a museos y otros edificios públicos en Madrid.
El saneamiento de la hacienda municipal permitió sobrellevar como se pudo las consecuencias de la crisis del 29 que se prolongó durante aquellos años.  La beneficencia atendió a 20 familias, proporcionándoles ayuda económica, asistencia sanitaria y medicinas.  A los parados, que llegaron a rozar en algún año el 50% de los que estaban en edad de trabajar, se les dio un sueldo de socorro y se les busco faena en obras públicas y en casas particulares de vecinos que colaboraron en remediar la situación.
Fueron tiempos duros pero llenos de esperanza y de progreso para los hortaleceños. Una de las personas que contribuyeron a estas mejoras fue el maestro Don Ladislao Santos, admirado y querido por todos, era conocido como Don Ladis por sus alumnos, gran benefactor de la enseñanza pública, secretario de la Confederación Nacional de Maestros y administrador del periódico  "El Ideal del Magisterio", en cuya labor era ayudado por su hijo y su mujer Doña Flora. De ese periódico reproducimos el artículo que escribió Don Ladis sobre la inauguración de la línea de autobuses a Madrid que representa muy bien el ambiente que se vivía en el pueblo.



Las fotos que ilustran el artículo son del año 1936.



Cómo progresa el
 pueblo de Hortaleza.

Inauguración de una línea
 de autobuses.

…Y llegó el último día del verano. Sol a raudales, alegría en abundancia. Por todos los sitios veíanse rostros resplandecientes de júbilo, como las grandes festividades. Y no era para menos. A las cuatro de la tarde tuvo lugar la inauguración solemne del servicio de autobuses entre Madrid y Hortaleza por la Prosperidad. Esta mejora la ha acogido el pueblo con entusiasmo y aplauso.
Las características de tan importante servicio público son las siguientes: Salida de Madrid, Plaza de Alonso Martínez, cada hora, desde las seis de la mañana a las nueve de la noche. Regreso Hortaleza, también cada hora, desde las seis y media de la mañana a las nueve y media de la noche. Precio por viajero, cincuenta céntimos de peseta. Recorrido: de la Plaza de Alonso Martínez, ya nombrada, a la calle de Almagro, Miguel Ángel, Francisco Giner, Travesía de la Castellana a López de Hoyos, Ventorro del Chaleco, Travesía de la Ciudad Lineal y Hortaleza. En resumen, unos seis kilómetros desde el punto más céntrico de la capital de la República, tardando solo, incluyendo las paradas, etc., de quince a veinte minutos.





Hortaleza, punto de excursión
 para multitud de madrileños.

Situado Hortaleza a tres kilómetros del límite de Madrid, por sus aires sanos, por su clima agradable, por lo acogedor de sus habitantes, siempre se vio concurridísimo por excursionistas a pie y en automóviles, presentando su carretera una animación inmensa, especialmente los días festivos de sol en las alturas y alegría en los corazones. Además, ¿cómo no ir a probar sus afamados vinos moscatel y garnacho?

Ahora, con el servicio de autobuses inaugurado, la concurrencia ha aumentado considerablemente, pudiéndose asegurar que muy pronto ha de ser el simpático pueblo de Hortaleza uno de los sitios preferidos por todos los madrileños, ya que por su situación topográfica ofrece grandes atractivos, formando un conjunto vistosísimo y alegre con la Ciudad Lineal, Chamartín y Canillas.
 A este servicio hay que agregar el que ya tenía de tranvías a muy poca distancia, entre Cuatro Caminos y Ventas del Espíritu Santo, en cuyo recorrido se tarda unos veinte minutos, y solo cuesta 25 y 30 céntimos.


Hortaleza y la enseñanza.
Solo así los pueblos
 pueden ser grandes.

         Una de las notas más interesantes es la que se refiere a la enseñanza. Hortaleza sabe lo que significa la Escuela y el Maestro para el progreso material y espiritual de los pueblos, para el porvenir de sus hijos, y nada escatima en este aspecto tan importante. Sus centros culturales, sus colegios, sus Escuelas, todo, todo pone de manifiesto cómo este pueblo siente profundamente una preocupación constante por la enseñanza y por los problemas educativos. Y como si esto aún fuera poco, en Hortaleza se encuentran establecidas las oficinas de la Confederación Nacional de Maestros y la administración de EL IDEAL DE MAGISTERIO, periódico semanal independiente, siendo, con tal motivo, visitadisimo el pueblo por Maestros de toda España.


Palabras finales.
 Gratitud a todos en nombre
 del vecindario de Hortaleza.

Voy a terminar estas líneas informativas que me ha sugerido la inauguración del servicio de autobuses establecido por la Compañía de Tranvías de Madrid. Es una mejora tan evidente para el progreso y bienestar de Hortaleza, que bien merece haga aquí público el agradecimiento de todo el vecindario a dicha empresa, a la Comisión que durante varios meses, incansable y entusiasta, ha realizado acertadas gestiones hasta verse coronada por el éxito más rotundo, a las autoridades, que siempre se desviven por cuanto de alguna forma redunda en beneficio del pueblo, con su caballeroso Alcalde, D. Mariano Morales, y Juez Municipal, D. Miguel Morales, y a cuantos nos visitan, aumentando la alegría de esta tierra castellana y madrileña, por añadidura.

Gratitud, y ¡viva Madrid y Hortaleza!

No hay comentarios: